Mirador de Carmen Amaya

Este mirador es un homenaje a la «bailaora» Carmen Amaya y su estrecha relación con Begur, localidad que le ofreció la recogida y descanso que la artista necesitaba entre gira y gira. Fue en este punto donde la artista ofreció su último baile en el 1963 para recaudar dinero para financiar la iluminación del Castell de Begur. Con el sobrenombre de “La Capitana” se estableció en el Mas d’en Pinc, actualmente propiedad del Ajuntament de Begur. Este mirador, situado en la Plaça Forgas, accesible a pie, dispone de una zona de parking justo al lado y ofrece una agradable panorámica de la vertiente sur del casco antiguo de Begur y del castillo.