Situado en el corazón del Emporda, el pueblo de Begur y sus playas configuran uno de los lugares más maravillosos de la Costa Brava.